La “Hora del Planeta”

Hands Holding Earth

Hace un par de días tuvo lugar la llamada “Hora del Planeta“. Los días previos recibí un buen número de emails instruyendo cómo debíamos apagar todas las luces no esenciales durante una hora con el fin de ahorrar energía y contribuir a la conciencia ecológica.

He de declarar que me parece una soberana estupidez. Y expondré mis razones:

El apagar las luces “no esenciales” durante una hora no sirve para nada. Lo que realmente deberíamos aprender todos es a mantener apagadas todas las luces no esenciales SIEMPRE. Algo tan simple como eso. La iluminación que necesitamos la empleamos (para eso está), y la que no necesitamos debemos aprender a mantenerla apagada, pero no una hora al año, sino como norma habitual. Creo que es de cajón.

Y no se trata simplemente de un asunto económico (aunque ya de por sí debiera de ser un argumento de peso el no malgastar dinero en electricidad en una fase económica como la que estamos viviendo), sino especialmente un asunto de responsabilidad y educación: los recursos (de todo tipo) de que disponemos están para usarlos – sin mojigaterías, que para eso están -, pero en ningún caso para malgastarlos.

Como en tantas ocasiones, opino que vuelve a tratarse de un problema de educación (o de falta de ella). Una hora al año no salva un planeta. Una actitud adecuada habitual quizá sí. Y no se trata de ecologismo, no. Se trata simplemente de ser coherente. Punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *